14 mar. 2011

Capitan Braulio: "Cabeza"

Hombre de mar y de archipiélagos, el viejo Capitán Braulio a tratado con más personas que sardinas y bacalaos, y conoce muchas personalidades una más tarada que la otra. Pero pocas son las mentes que intrigan al marino.

El accionar humano está y estuvo siempre regido por normas ajenas a nuestra comprensión, y esto siempre despertó interés en el Capitán Braulio. En los anales de la historia abundan los relatos de bravos guerreros que conquistaban oficinas burocráticas y mataban Wookies por el amor de una doncella, y heavy metals que escuchaban Ricardo Montaner para llorar.

Muchos y muy diversos pueden ser los origenes de estos brotes inspiracionales que hostigan al ser hasta romperle las guindas, para que luego este se entregue a las ordenes del mismo, y se mande de las suyas. Algunos son nacidos en ideales y quimeras, otros producto de la espontaneidad y la elocuencia. Más el hecho es que existe un motor de accionar muy particular, que ha llamado a las puertas de la atención de nuestro querido Capitán de la Mar: el ser "cabeza".

Desde Megadeth a los de Imaguaré; de la Revolución Francesa a los peronistas; de León Trotsky a Hugo Moyano, el sentimiento de ser "cabeza" fue chispa revolucionaria que se convirtió en parásitos que picaban el lado obscuro de estas mentes trastornadas, llevandolos a cometer hechos y consecuencias de los que muchas veces no se responsabilizaban.

Claro ejemplo de ello nos remite el noble Capitán Braulio hoy, con una banda de rock progresivo que el gusta de catalogar como "cabeza". Cuenta el capitán cuando en uno de sus viajes a Europa, tuvo que quedar unos días varado en Noruega por maréa insípida. Pero como estaba ahí nomás, se tomo un tren a Francia para ver a Jean-Pol Macárnie.


Pero de camino a París, en medio de un sombrío bosque, Braulio, el capitán, vio un oso que lo llamaba detrás de un sauce. "Bení," le decía el oso, con arcáica ortografía. Y el capitán lo siguió, corajudo como siempre. Grande fue su sorpresa al descubrir que el oso, era en realidad Christian Vande
r, vocalista y baterista lider de una banda musical fuera de serie, llamada Magma, con M de mamá.


Entonces Christian Vander, el batero, como lo llamaban, llevó al capitán a su sala de ensayo, en la montaña, donde le enseñó el sentido del subjetivismo de la mente humana, y le regaló unos discos que habían grabado.



Magma dice: 

"Ay si, porque nosotros somos una banda, si, que vamos así, de una, a tocar a los recitales donde se ponen de cabeza, y tocamos toda la noche, con una fusión de influencias que van desde Richard Wagner, Igor Strawinsky, Carl Orff por el lado europeo hasta llegar a John Coltrane, la música latina, africana y asiática, asi toda la noche si, y la gente se re copa, si."
Y como no les bastaba con ser incomprendidos, los muy delirantes crearon su propia lengua, el “Kobaiano”, para cantar su caóticas y demenciales obras, en la que estan escritos los orígenes místicos y extraterrestres, de el lejano planeta de Kobaïa.


El Capitán Braulio explica por la mañana:

"Magma se acerca a la profunda contradicción humana entre la Utopía y la Realidad. La necesidad de una purificación absoluta que lleve al
hombre a un estado de conciencia espiritual devolviéndolo al Universo como parte de la vibración única y universal, harmónica y creativa. Para ello se proponen hacer una música de una belleza única y sin precedentes, con un compromiso que involucra la incompresión de un mundo que esta regulado por las leyes del mercado como es el 99% de la música que se hace hoy en día."

Después del almuerzo dice: 

"Magma es un grupo que ha venido para transportarnos a espacios intergalácticos, en un Rock que evoluciona las ideas y los preceptos, enfrentando un movimiento construido en dimensiones y contextos extraordinarios para eliminar toda resonancia de matices convencionales. Comprender, captar y asimilar estas propuestas, requiere de una disposición completamente abierta, objetiva y concentrada, ya que la esencia musical que provocan sus interpretes, resulta una increíble fantasía. La actitud de la música de Magma surge de la conciencia de que vivimos un tiempo en el que se presta mucha atención a todas las expresiones de arte popular y trabajan activamente por el re-descubrimiento de una "nueva conciencia"."
 
A la hora de acostarse, dice: 

"Los miembros de Magma están en contra de una visión del mundo que reduzca a la persona a un simple observador impotente, con su dignidad creativa reprimida y su libertad coartada. Están en contra también de las formas de vida imitativas cuyo reino es una suprema mediocridad. Sin embargo Magma no olvida lo tradicional, pero con la idea de que hay que hacer presión para que la 
imaginación se libere, particularmente en los medios de comunicación contemporáneos."



Pero como se ha dicho, el capitán comprende que somos todos diferentes, y todos tenemos ideas diferentes sobre las mismas cosas. Por eso, se tomó la molestia de subir un archivo comprimido con la digitalización de la música contenida en los tres discos que Vander le regalo en su cueva en la montaña en el campo en Francia en Europa en la flummmmm.

http://www.mediafire.com/?0zz4bt92fivdylc ------ Link (coso que une un coso con otro coso de igual o diferente índole)

Música pirata es música para todos y hambre para las discográficas.

1 comentarios:

Peperina dijo...

Sé que nunca te dije esto, pero me gusta como escribís. Tenés buen ritmo y sos un delirante.
Me alegra ver este leve intento de revivir el blog.

P.D: La foto con el afro en tu otro blog es un quemo